Tratamiento Temprano

Hay muchos beneficios al hacer una evaluación temprana. Tal como recomienda el American Association of Orthodontics, la primera evaluación de ortodoncia debería hacerse a los 7 años para prevenir problemas futuros. Un diagnóstico temprano y monitoreo, nos permite hacer pleno uso de una época en que los huesos y la estructura del paciente son muy fáciles de moldear.

Para eso yo he escogido una filosofía de tratamiento muy personal: evalúo la cantidad y dirección del espacio excedente entre los dientes, del apiñamiento y dientes extras o faltantes, y se analiza los hábitos que puedan afectar el crecimiento y el desarrollo dental como la costumbre de chupar y movimientos o empujes linguales. Como parte de mi primer examen puedo llegar a detectar un problema que tiene que ser tratado en forma temprana, o de poner al niño bajo observación por 3 a 6 meses.  Monitoreamos su crecimiento mientras sus dientes y maxilares se desarrollan. TIEMPO en ortodoncia es un factor importante ya que no queremos comenzar ni muy temprano ni muy tarde. El "Leeway space", que es el espacio extra entre los molares del bebé y los premolares permanentes que están por debajo, es también un factor crítico para el resultado final de un tratamiento de ortodoncia.  Por eso la observación y las visitas periódicas son importantes.